Departamento de Ingeniería Eléctrica

Facultad de Ingeniería
Universidad de Santiago de Chile

Coordinador Eléctrico Nacional: supervisión y control desde la academia

Dic
12
2017

El martes 21 de noviembre, tras la interconexión de los Sistemas Interconectados Central (SIC) y del Norte Grande (SING),  se dio paso al nuevo Coordinador Eléctrico Nacional, el cual abastece de energía eléctrica al 97% de la población desde Arica hasta Chiloé.

Cerca de tres semanas lleva en marcha el nuevo Sistema Eléctrico Nacional, el cual se extiende por 3.100 kilómetros a la largo de nuestro país y que es operado por el Coordinador Eléctrico Nacional, avance que se materializó este año y que interconecta los sistemas que abarcaban al Norte Grande y al que iba desde Taltal hasta Chiloé, dando paso a un sistema más robusto, más eficiente y más barato, mientras que los Sistemas Eléctricos de Aysén y Magallanes siguen separados.

Este nuevo sistema tendrá una capacidad instalada aproximada de 24.000 MW y una demanda de 11.000 MW, representando el 99% de la capacidad instalada de generación. “Lo que estamos haciendo hoy es borrar esa frontera que interrumpía abruptamente la transmisión eléctrica, que aumentaba los precios y la ineficiencia”, sostuvo la Mandataria en la puesta en marcha del SEN.

De esta manera, los trabajos para la unión de ambos sistemas comenzó en agosto de 2015, lo que desencadenó que hoy en día el mercado eléctrico contribuya a un aumento del PIB a largo plazo debido a la disminución de los costos.

Monitoreando la interconexión: colaboración de universidades latinoamericanas

En el marco de esta interconexión, surgió la necesidad de monitorear ambos sistemas durante y después de este hito tecnológico y energético para el país. Es así como nace el Proyecto Sincrofasorial para la Interconexión del SING-SIC del Laboratorio de Integración de Energías (LINES) del Departamento de Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Santiago de Chile.

La iniciativa contempló la medición de parámetros eléctricos como la frecuencia y voltajes, ya sea la magnitud y el ángulo de fase, para evaluar el comportamiento del SING y el SIC al momento de la interconexión. Cabe señalar que esto se hace en conjunto con varios planteles de educación superior chilenos, así como latinoamericanos.

Para poder ejecutar las mediciones se necesitan sincrofasores, que son unidades que miden y procesan parámetros fasoriales que tengan relevancia para el control de sistemas eléctricos de potencia. Este tipo de dispositivos ofrecen mejores tiempos de respuesta que los actualmente instalados en los sistemas de monitoreo y protección.

La medición esta dividida en dos estaciones de trabajo, en la unidad de medición fasorial o PMU cuyo propósito es la medición de parámetros eléctricos en puntos específicos de la red eléctrica y un concentrador de datos fasoriales o PDC quien procesa estos datos.

Estos equipos de medición sincrofasorial están ubicados en Arica, donde no hay datos aún, en Iquique a través de un sincrofasor instalado en una sede de la Universidad de Santiago de Chile, en Copiapó en la Universidad de Atacama, en Santiago con un sincrofasor en la Universidad Tecnológica Metropolitana y en el Campus de la Universidad de Santiago en Estación Central donde se encuentra una estación de monitoreo de todas las unidades, en  Concepción en la Universidad de Concepción y en Temuco con un sincrofasor en la Universidad de La Frontera.

Además, el proyecto se circunscribe en una red latinoamericana de 25  universidades brasileñas, donde los planteles chilenos recibieron el apoyo de la Universidad Federal de Santa Catarina, la cual es líder en la iniciativa.

Héctor Chávez, académico e investigador del Laboratorio de Integración de Energías Sustentables del Departamento de Ingeniería Eléctrica detalla que “nosotros como USACh tomamos el desafío junto a SIGMA, hicimos una asociación para realizar una instalación para crear el antecedente de medición de los sistemas a nivel académico, dado que desde Brasil estaban interesados en monitorear aquello porque iba a ser un hito sudamericano. Luego de ese diagnóstico instalamos un sincrofasor en Iquique para tener medición de la interconexión del Sistema Interconectado del Norte Grande.”

Con la ejecución del proyecto, los planteles involucrados pudieron registrar con información propia la interconexión que dio paso al nuevo Sistema Eléctrico Nacional, además de quedar con los equipos para seguir monitoreando hacia el futuro bajo los parámetros técnicos ideales.
 

Mirando hacia el futuro: la interconexión del Cono Sur

Sin embargo, el proyecto contempla un trabajo en conjunto entre distintos planteles que se deberían unir a la red de monitoreo de los distintos sistemas interconectados de la región, para que en un futuro, todo el cono sur pudiese estar interconectado, abaratando el costo de la energía.

“Universidades argentinas en San Juan, Neuquén, La Plata y Tucumán aún no se conectan pero la idea es que el cono sur quede interconectado: Chile, Argentina, Paraguay, Uruguay y  Brasil y antes que eso pase, es importante que las universidades de la región contemos con las mediciones para monitorear con antelación los sistemas y las interconexiones” Enfatizó Héctor Chávez.