Departamento de Ingeniería Eléctrica

Facultad de Ingeniería
Universidad de Santiago de Chile

Horario diferenciado en Chile: ¿Necesidad territorial en pos de la eficiencia energética y mejor calidad de vida?

Mayo
9
2017
Este sábado a las 00:00 horas todos los relojes deben retrasarse una hora iniciando el huso horario de invierno, sin embargo, y por primera vez en la historia, la Región de Magallanes y la Antártica Chilena seguirá con el horario de verano ¿Cuáles son las principales razones de este cambio? ¿Existen beneficios reales para los habitantes del país? Dr. Humberto Verdejo Fredes, Director de nuestro Departamento, explica y ahonda en esta polémica medida.

Hasta el año 2010, el sistema de cambio de hora en nuestro país no era tema de discusión dentro de la opinión pública y se asumía como un proceso natural, el cual se basaba principalmente como un mecanismo para optimizar el uso de la energía eléctrica en periodos de sequía, sin embargo, desde la fecha ha dado qué hablar, más aún cuando se consideran condiciones técnicas, como el uso de combustibles, e incluso socioculturales de cada año, como por ejemplo, la percepción de la delincuencia en horas de oscuridad.

El cambiar la hora durante los períodos de invierno se justifica principalmente con el hecho de poder aprovechar de mejor manera la luz natural. De acuerdo al estudio “Cambio de hora y sus efectos en el consumo de energía” encargado por el Ministerio de Energía en el año 2014 a la Universidad de Santiago de Chile, se probó que desde el punto de vista del consumo eléctrico es mejor mantener durante todo el año el horario de verano, dado que esta política produce un ahorro de energía más significativo en la ciudad de Santiago, con un valor de 34,31 GWh.

De esta manera, se promulgó el decreto que establecía que no existiría cambio de hora en Chile Continental para el 2015,  medida que en su tiempo no tuvo mayor impacto ni detractores. Sin embargo, los inconvenientes comenzaron a producirse durante los meses de invierno,  debido a las percepciones de la opinión pública sobre seguridad y delincuencia, así como por las incomodidades que este cambio produce a los menores y estudiantes, ya que durante los meses de junio a agosto la luz natural aparecía cerca de las 8:30 am.

Luego de la polémica, el Ministerio de Energía realizó nuevamente una evaluación de este tema, donde se verificó el hecho de que mantener el horario estival tiene asociado un ahorro de 3% de electricidad sobre el valor de las cuentas de la luz, hecho que llevó a que el Ministro de Energía de la época, Maximiliano Pacheco, rectificara la medida del año anterior en febrero del 2016. Pese a ello y producto de la sensación negativa que quedó en la comunidad durante el año 2015, semanas después la cartera de energía anunció que el horario de invierno vuelve a regir en Chile, pero solo con una duración de tres meses, medida que perdura hasta hoy.

Necesidad territorial: la Región de Magallanes y su horario diferenciado

Chile es un país muy particular por la extensión del territorio, hecho que repercute en el huso horario, ya que durante los meses de invierno, mientras más al sur nos encontremos, menos luz natural habrá durante el día, por lo mismo,  el sistema de cambio de horario comenzó a ser nuevamente parte de la discusión nacional cuando el 2016 los habitantes de la Región de Magallanes y la Antártica Chilena lo criticaron, ya que la medida del 2015 los favoreció completamente, debido a que el horario estival se mantuvo y se pudo percibir la luz natural en una hora más durante las jornadas en la Patagonia.

Lo anterior, logró posicionarse en la opinión pública, por lo que el Gobierno, luego de realizar estudios particulares para la zona geográfica, promulgó un decreto especial de zona horaria para la región, el cual mantiene el huso horario de verano durante todo año.

Por lo mismo, a partir de este fin de semana existirán dos husos horarios a lo largo de Chile Continental, hecho que no parece tener mayor relevancia dado que existen países como Estados Unidos o Brasil que poseen diferentes husos horarios, definidos principalmente por la larga extensión del territorio, mismo motivo por el que resulta natural tener husos horarios diferenciados para aprovechar de mejor manera la luz natural según la latitud.

El huso horario en función de la ubicación geográfica

Lo que define principalmente el tener uno o más husos horarios, corresponde a la ubicación geográfica del territorio en función de los meridianos y su latitud. Es por esto que los países que poseen una gran extensión de territorio adoptan husos horarios de acuerdo a la posición relativa respecto al meridiano de referencia (Greenwich).

Bajo este argumento, la excepción del cambio de hora para la zona de Magallanes resultaría ser antinatural y ocasionaría que Chile tenga dos husos horarios en el mismo meridiano. Por tal motivo la pregunta a responder es: ¿cuál es el impacto de que la Región de Magallanes esté una hora adelante que el resto del territorio continental? Como ejemplo, cuando en Santiago sean las 14:00 horas, los relojes de Punta Arenas marcarán las 15:00 horas.

Desde el punto de vista práctico, la medida apunta a que la Región de Magallanes aproveche la luz natural y como consecuencia, debiese producirse un ahorro de electricidad y en el consumo de combustible. Para esa zona, la generación electricidad depende principalmente de combustibles fósiles. Sin embargo, hay aspectos como la coordinación de sistemas digitales, transferencias bancarias, sistemas de medición y control de procesos que deberán ser ajustados y que de alguna manera tendrán impactos monetarios que deberán ser asumidos por el sector público y privado, mientras nos acostumbramos a esta nueva condición horaria del país.