Departamento de Ingeniería Eléctrica

Facultad de Ingeniería
Universidad de Santiago de Chile

E2TECH se convierte en Programa Centro de la Facultad de Ingeniería, incorporando a egresados del DIE

Mayo
22
2020

El Centro de Tecnologías para la Ingeniería o por su nombre en inglés Electrical Energy Technologies (E2TECH) luego de cuatro años de vigencia a través del apoyo del Departamento de Ingeniería Eléctrica, pasó a ser parte como un Programa Centro de la Facultad de Ingeniería tras la aprobación de los consejos de ambas unidades académicas.

 

El Centro plantea como principal objetivo contribuir al país mediante la generación de conocimiento y capital humano altamente especializado y avanzado para el desarrollo de tecnologías con enfoque eficiente e inteligente en ingeniería eléctrica. De esta manera se promueve la formación de una industria nacional tecnológica que apunta a mejorar la calidad de vida de todos y todas.

El Centro, que partió como un laboratorio de investigación hace cuatro años, con el apoyo del DIE USACh, está formado por los académicos Enrique Espina, Matías Díaz y Félix Rojas. “Desde que se inició el centro, hemos tenido un rápido crecimiento. Esto, principalmente debido a la alta adjudicación de proyectos de investigación y desarrollo tecnológico como CORFO, FONDECYT y FONDEF, con los cuales hemos podido apalancar cerca de M$1.000, logrando obtener un mejor equipamiento, el apoyo de capital humano avanzado y apoyo por parte de la industria” detallan Matías y Félix en una columna publicada por la Facultad de Ingeniería.

Actualmente E2TECH cuenta con alrededor de 50 estudiantes de pre y posgrado, además de estudiantes provenientes del extranjero, quienes realizan pasantías y trabajos de investigación. También el centro cuenta con algunos egresados trabajando a raíz de su paso como estudiantes.Así es como hoy, uno de sus miembros, Dante Carrasco,   un ex tesista del centro, se desempeña como ingeniero de desarrollo. “Estaba en mi último año de universidad y estaba buscando un tema de titulación, en ese momento el profesor Félix recién se integraba a trabajar de forma presencial en la universidad. Al paso del tiempo tomé interés en el área de trabajo y me presento al profesor Matías Díaz quien tenía disponibilidad de trabajos.”

Carrasco hace énfasis en la capacidad del equipo en ámbitos técnicos y de compañerismo que “generaron un ambiente de confianza donde hasta el dia de hoy estoy aprendiendo nuevas cosas. Con el paso del tiempo y el desarrollo de mi trabajo de tesis, apareció la oportunidad de trabajar en el centro en un proyecto de investigación que tenía relación con lo que venía desarrollando y en ese sentido fue gratificante aplicar en un proyecto real todo lo aprendido en mi formación”.

En relación a cómo impacta en su desarrollo profesional el ser parte de un centro como éste y que hoy en día pase a formar parte de la Facultad, Dante Carrasco apunta a la solidez de las herramientas entregadas desde una mirada actualizada en las áreas de conversión de la energía, así como en las plataformas y softwares que se utilizando, estando a la vanguardia en la aplicación en proyectos reales.Con la aprobación para que el E2TECH pase a ser un Programa Centro de la Facultad de Ingeniería, se abren posibilidades de postulación a proyectos con enfoques en relaciones internacionales. “Hoy el centro nos permite aglutinar los esfuerzos individuales de cada uno de los profesores que lideran el grupo, entregando una imagen cohesionada y más potente tanto dentro como fuera de la Universidad. Junto con esto, es una plataforma importante para comenzar a generar y fidelizar alianzas estratégicas, tanto con otros investigadores, como con actores relevantes de la industria nacional en el ámbito del desarrollo de tecnología para el manejo de energía eléctrica” detallan los académicos Matías Díaz y Félix Rojas.Con miras hacia el futuro y proyectando la labor del Centro, comentan los académicos, que una de las motivaciones, además de aportar en la formación de profesionales, es desarrollar tecnología de punta para ser un catalizador en generar industria tecnológica de calidad, algo que en Chile está en deuda.Lo anterior en un contexto nacional en donde la meta de la política energética al año 2050 es alcanzar un 70% de energías renovables en fuentes de generación, así como lograr que el 100% del transporte público y al menos el 40% del transporte privado sea potenciado por la electromovilidad según el Ministerio de Energía.