Departamento de Ingeniería Eléctrica

Facultad de Ingeniería
Universidad de Santiago de Chile

Estudiantes se adjudican Beca de la ANID para realizar estudios de postgrado

Abr
7
2020
Los licenciados fueron seleccionados como becarios para cursar el Magíster en Ciencias de Ingeniería, mención Ingeniería Eléctrica.

El pasado 30 de marzo se dieron a conocer los resultados de la Beca de Magíster Nacional, año académico 2020, de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo. Dentro de la nómina de seleccionados, los alumnos de ingeniería civil en electricidad, Augusto Lismayes y Efraín Ibaceta, accedieron al beneficio que les permitirá cursar el Magíster en Ciencias de Ingeniería, mención Ingeniería Eléctrica,en la modalidad articulación.

El beneficio busca entregar apoyo financiero a la obtención del grado de magister en universidades chilenas, a través de asignaciones para el pago de matrícula y arancel de los programas ofrecidos en un plazo máximo de dos años a partir de su inicio. Durante esta versión, fueron 2.158 los postulantes, interesados en desarrollarse en áreas como ciencias sociales, humanidades, ciencias naturales e ingeniería y tecnología.

Sobre las exigencias de este concurso, el director del Magíster, Dr. Héctor Chávez, destaca la importancia de la excelencia académica en el pregrado de los postulantes para su obtención.

“La evaluación de la beca mide la calidad de los proyectos de tesis y la trayectoria en publicaciones y proyectos de investigación, además del rendimiento académico en cuanto a ranking y nota. La beca de magíster Nacional de la ANID es muy competitiva, cuenta con solo un 14% de adjudicación general y solo siete de estas de becas fueron obtenidas por estudiantes USACH.”, destacó.

Según lo señalado por el director, esta adjudicación refleja el alto nivel de los estudiantes que eligen el programa de estudio, lo cual reafirma su calidad en cuanto a proyectos de investigación, tesis y publicaciones realizadas.

Al creciente interés por el magíster también se suma un arduo trabajo para su acreditación, alcanzada el presente año y que es requisito para que su estudiantado acceda a la beca.

“Todo este compromiso ha sido pensado principalmente para obtener la elegibilidad a la beca de magíster Nacional de la ANID. Los niveles de empleabilidad y salario de los egresados son altos, lo cual hace muy difícil atraer buenos estudiantes a que opten por un Magíster. Entonces la beca nos permite ofrecer algo más de competencia respecto a los empleos profesionales. Si bien la acreditación genera un cierto prestigio y sello de calidad, lo más importante es el hecho que los estudiantes puedan optar a la beca. En ese escenario, lograr becarios solo a meses de haber sido acreditados es una cosa que nos pone muy contentos”, recalcó.

Una oportunidad de desarrollo

Para Augusto y Efraín, ambos egresados de Ingeniería Civil Eléctrica del DIE, esta no es solo una oportunidad para mantenerse económicamente en el programa de postgrado, si no también, una experiencia académica determinante para sus proyecciones profesionales.

“Espero que el programa me ayude de algún modo en mi investigación focalizado en el avance de mi tesis y también ayude en la posterior postulación de un doctorado que aspiro una vez finalizado el programa”, señala Efraín Ibaceta, quien, al igual que su compañero, espera que esta beca le permita generar un destacado proyecto de investigación, en el que ya se encuentra trabajando junto a su supervisor.

Para Augusto, “El programa requiere de un alto grado de compromiso para lograr los objetivos, y eso para algunos puede significar sacrificar otras actividades; por lo tanto, este tipo de becas es una gran motivación para continuar con el desarrollo de las actividades de investigación”, aclara, quien además ha aprovechado estas instancias de beneficios para seguir adelante con sus estudios, los cuales siempre son una oportunidad debido al costo monetario que conllevan.

A su vez, también hace énfasis en la importancia que tienen estas oportunidades para demostrar que nuestra Universidad y el DIE tienen un gran capital humano en formación que con los incentivos suficientes, puede contribuir a nuestra sociedad. Donde además  la investigación y desarrollo son claves para generar estos cambios: “Actualmente nos enfrentamos a distintos problemas que de una u otra manera ligan la ciencia con el desarrollo humano, ya sea desde el punto de vista de la sustentabilidad donde es imperioso, por ejemplo, encontrar formas de transitar hacia la carbono-neutralidad, así como afrontar problemas sociales donde es indispensable mitigar la pobreza energética que muchas familias poseen”, finaliza.